Prensa

Los antecesores de Alfarería Aparicio de Buño

El alfarero de Buño Aparicio Añón Caamaño, uno de los artesanos veteranos y más conocidos de la localidad, se llevó una enorme sorpresa al descubrir que en una de las imágenes de la muestra aparecían sus antepasados. El niño es su padre, Antonio Añón Montáns, fallecido hace unos 40 años. La niña, su tía Manuela, fallecida a los pocos años. El joven es Añón Casal, su abuelo, y la que sostiene a la pequeña es María Montáns Rodríguez, su abuela. La mayor es Asunción Rodríguez, la bisabuela.

Aparicio ha realizado numerosas consultas familiares, además de cotejar fotos, para asegurar con certeza esas raíces. Matilda dice que quedó en la familia una copia de la foto, pero se ha perdido.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

Prensa

Un taller de Buño, finalista de un premio nacional

Buenas noticias para la cerámica de Buño, una artesanía que ya lleva unos cuantos reconocimientos, ninguno tan alto como la Medalla de Bellas Artes. Pero todo ayuda. Ya se sabe que grano no hace granero, pero ayuda al compañero. Pues al grano: el taller Alfarería Aparicio ha quedado entre los finalistas del Premio Nacional de Cerámica 2012, en la categoría de Trayectoria en la Producción Cerámica. El acto de entrega se celebró hace unos días en Madrid, en el Ministerio de Economía y Competitividad, de manos de Jaime García-Legaz, secretario de Estado para el Comercio.

Los premios, que han llegado a su tercera edición, los entrega la Asociación Española de Ciudades de la Cerámica, a propuesta de los municipios que son socios. Como resulta evidente, Malpica lo es. El Concello lo propuso, pero no solo, sino que este negocio tan veterano tuvo más avalistas, desde el arzobispado de Santiago hasta la Fundación Oleira o el Centro Galego de Artesanía e Deseño. El jurado valoró los méritos de todos los candidatos y concedió el premio principal al Museo de Alfarería de Agosto, aunque el negocio de Buño logró llegar a la terna final.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

Prensa

«Ou me facía oleiro ou emigraba, e optei polo primeiro»

El conocido artesano de Buño lleva 40 años en el oficio. Es el heredero de una larga estirpe que se remonta, al menos, hasta sus tatarabuelos.

Aparicio Añón Caamaño forma parte de una de las últimas estirpes de oleiros de España. Última, porque no hay más que ver lo pocos que son. En Buño, donde vive y trabaja, quedan 16 talleres. Pero hubo más de 90, con diez o doce trabajadores cada uno. Y en el resto del país no es que abundaran, pero tampoco eran pocos. Ya no. Ya son muy pocos en España, en Galicia y, por supuesto, en Buño, donde la mayoría de obradores trabajan en solitario.

Lo de Aparicio viene de lejos. Hasta el nombre. Él es el cuarto, o el quinto, o quién sabe cuántos más que llevan ese nombre. Su hijo ya no. «É que se se chamara coma min sería igual tamén nos dous apelidos, e decidimos cambiar», justifica.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

Prensa

Aprender de la experiencia

Ayer recibieron su diploma las 25 personas que participaron en el curso de manualidades para la tercera edad Arte nas túas mans que organizó el departamento de Servicios Sociais del Concello de Coristanco en colaboración con la Xunta de Galicia. El acto de entrega tuvo lugar en el edificio de servicios múltiples de Coristanco con la presencia del alcalde, Antonio Pensado Plágaro y la Directora Xeral do Maior, Elisa Madarro.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

Prensa

La comarca vista desde fuera

Pensionistas de Coristanco reciben los diplomas del curso de manualidades. Alumnos del colegio Artai conocen la olería de Buño y los del CEIP Milladoiro visitan La Voz

Los alumnos del colegio coruñés Salgado Torres se desplazaron el pasado martes hasta el Centro Comarcal de Buño. Los muchachos recorrieron las instalaciones del museo O Alfar lo que les permitió conocer la historia de la alfarería local y las peculiaridades de esta artesanía. El grupo fue atendido por Cristina Añón, que los guió por las distintas salas de la exposición. Después de la visita al Centro Comarcal de Bergantiños, la expedición acudió al taller del oleiro Aparicio Añón Caamaño, donde comprobaron cómo se trabaja el barro en el torno y cómo se crea una pieza de alfarería. Durante la mañana, la expedición coruñesa visitó el castro de A Cidá de Borneiro, donde recibieron las explicaciones del guía cabanés Anxo Eiroa y, posteriormente, disfrutaron de una comida campestre en la playa de Balarés.

Este tipo de visitas son habituales a lo largo del curso. Nuestra comarca es centro de atención para numerosos escolares gallegos. En el día de hoy está prevista la llegada a Buño del colegio San José de Calasanz y a comienzos de junio nos visitará el Compañía de María, ambos de A Coruña.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

Prensa

Niños de Paiosaco participan en Buño en un taller de cerámica

Medio centenar de escolares de Paiosaco participan en un taller de cerámica que se celebra en el Centro Comarcal de Bergantiños.
Las actividades comienzan a las diez y media de la mañana y conocerán las piezas antiguas y modernas que elaboran los alfareros de Buño. Además podrán visitar el taller de Aparicio Añón para conocer de cerca el trabajo de estos artesanos. Además participarán en una actividad pedagógica en el centro comarcal.

Noticia original en La Voz de Galicia.

Prensa

Por Cabana, al fin del mundo

ventureros de toda España recorren buena parte de la Costa da Morte, en una ruta que empezó en Buño y acabará en Fisterra el domingo

Un buen número de aventureros de toda España participan estos días, y hasta el domingo, en la en la Travesía al Fin del Mundo, que se celebra por décimo año consecutivo con meta en Fisterra. Organizado por el club Auraventura, de Bertamiráns, su responsable, Antonio Ulloa , explicó que se trata de una iniciativa que fomenta el conocimiento de la Costa da Morte, tanto geográfico (rincones poco conocidos, sobre todo), como cultural y gastronómico. Participan aventureros de toda España, que ayer fueron recibidos por el alcalde de Cabana, José Muíño , quien puso un guía a su disposición y les animó a conocer todos los rincones del municipio. Por la tarde, por ejemplo, visitaron el castro de Borneiro, como antes ya habían asistido a una demostración en vivo de alfarería de Buño a cargo del artesano Aparicio Añón . Ulloa dice que la marcha no es competitiva, y que los doce vehículos participantes circulan sólo por caminos, cortafuegos y pistas forestales.

Noticia completa en La Voz de Galicia.