La olería, Prensa

Buño: onde os homes son de barro.

Sabia combinación de austeridade rústica -céltica, din algúns- e encanto moderno: así é a artesanía de Buño. Como a cerámica grega antiga, une á variedade formal a gracia decorativa e cromática que impoñen os criterios estéticos comercializadores do século XXI. Tamén ornamental hoxe, antano era parte da cultura material cotiá: vasillas nas que depositar o sustento -cando o había- naqueles tempos míseros. A exaltación que dela se fai (especialmente, na Mostra da Olería, pero tamén noutras citas) parece indicio de que goza de boa saúde, mais ante a súa variada presenza física (olas, potas, pucheiros, cazos, fontes, xerras, cuncas, platos?) nunca debemos esquecer que constitúen a herdanza máis singular dos homes e das mulleres desa outra Malpica menos nomeada, a interior, alén do mar.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

La olería, Prensa

Buño, el último pueblo oleiro de Galicia.

Galicia cuenta en la actualidad con un pueblo dedicado a conservar y potenciar la olería. Se trata de Buño, localidad de Malpica de Bergantiños (A Coruña) en el que, con una tradición que comienza en el siglo XVI, trece oleiros y nueve tiendas todavía ahora siguen viviendo de las creaciones de arcilla. En otros lugares como Bonxe (Outeiro de Rei), Meder (Salvaterra do Miño), Niñodaguia (Xunqueira de Espadanedo) y Gundivós (Sober), esta artesanía está a punto de desaparecer por falta de sucesores, pues los alfareros que quedan son casos únicos y están próximos a jubilarse. En Buño, en cambio, todo hace prever que esta artesanía seguirá siendo el motor de muchas casas.Galicia cuenta en la actualidad con un pueblo dedicado a conservar y potenciar la olería. Se trata de Buño, localidad de Malpica de Bergantiños (A Coruña) en el que, con una tradición que comienza en el siglo XVI, trece oleiros y nueve tiendas todavía ahora siguen viviendo de las creaciones de arcilla. En otros lugares como Bonxe (Outeiro de Rei), Meder (Salvaterra do Miño), Niñodaguia (Xunqueira de Espadanedo) y Gundivós (Sober), esta artesanía está a punto de desaparecer por falta de sucesores, pues los alfareros que quedan son casos únicos y están próximos a jubilarse. En Buño, en cambio, todo hace prever que esta artesanía seguirá siendo el motor de muchas casas.

Noticia completa en La Voz de Galicia.

La olería

La Olería de Buño avanza hacia formas más creativas y contemporáneas

La Olería de Buño es caracterizada por elaborar objetos de barro o arcilla de gran resistencia para el uso domestico. Oficio que ha permitido a los alfareros crear toda clase de enseres y artilugios domésticos a lo largo de la historia.

Conforme pasan los años, en Buño, cada vez se consumen menos este tipo de productos realizados en barro para su uso utilitario decantándose más el público hacia otros productos de cerámica de tipo más decorativos o creativos. Si bien es cierto que en la Alfarería Aparicio, aún disponemos de muchos clientes orientados al sector alimentario y de la restauración que consumen de forma habitual este tipo de piezas para realizar diferentes comidas en tarteras, potas, besugueras y fuentes, entre otras.

Hoy en día en el sector artesano gallego, y concretamente en la alfarería de Buño (Olería de Buño) se ha avanzado mucho hacia una alfarería más creativa y contemporánea, en donde se han introducido nuevas formas acompañadas de nuevos esmaltes y engobes como son los tonos rojos o naranjas, entre otros, que aportan a la alfarería de Buño un mayor reconocimiento y prestigio entre el público que hace que no desmerezca para nada regalar una pieza de barro para cualquier tipo de celebración. Y a los hechos me remito, en donde nuestra alfarería ha realizado piezas de cerámica para regalar a personajes y empresas de gran repercusión a nivel nacional e internacional, como pueden ser su Santidad el Papa Juan Pablo II, la proclamación del Rey Felipe IV, piezas para grandes eventos como la presentación de vehículos de la marca Citroën o congresos celebrados en Galicia de Vodafone España, entre otros muchos.

Read more

La olería

Tradición de la Olería de Buño

Herencia del pasado que perdura en el tiempo. La olería de Buño, oficio tradicional, poso artístico y sensibilidad esparcida por los barrios de una villa de A Costa da Morte. Talleres de formas que hablan con las manos, que vierten autenticidad en el horno viviente, que moldean la nobleza del barro desde hace siglos.

La tradición alfarera de Buño ha evolucionado de antiguos utensilios domésticos moldeados a complementos decorativos e incluso aplicaciones arquitectónicas.

El inicio de la tradición de la olería de buño se data en la prehistoria, con la elaboración de cacharros hechos a mano. En las minas de estaño de monte Neme o en las de oro de Corcoesto se empleaban crisoles de barro de Buño. Las piezas de la Edad Media son de escasa variedad y austera decoración. Los siglos XVI y XVII marcan el inicio de una edad esplendorosa tras la elaboración de los caños para la traída de agua de la fuente del Mercado de A Coruña. Piezas de olería de buño, documentos y fotos de Buño figuran incluso en el museo de la Hispanic Society of América en EEUU.

Las manos de un alfarero guardan siempre un misterio. El del oficio más antiguo. Eso explica la primitiva emoción que nos atrapa cuando vemos moldear las formas en el barro. El visitante permanece maravillado cuando el artesano habla a la rueda y de un simple pedrusco de barro surgen tazas, jarras, escudillas y otras delicadas formas de la antigua tradición. En el sector de la olería, en Buño, esa magia es la metáfora de la creación de la vida.

Buño, seguramente el pueblo alfarero más auténtico que se pueda hallar en estos tiempos en Europa, en donde la alfarería Aparicio continua con esa tradición de antaño elaborando piezas antiguas con las formas tradicionales, aunque sin dejar de lado al mundo moderno en donde diseña piezas de marcado carácter contemporáneo.

La olería

Cerámica creativa

Olería de Buño: De lo antiguo a lo creativo.

Antiguamente, los motivos decorativos tradicionales en las piezas de Olería de Buño, que aún son conservados hoy en la Alfarería Aparicio, son muy elementales: líneas incisas con un extremo de la caña, dibujos a pluma y ondas muy juntas llamadas picadillo. Más modernas son las listas o cintas trazadas con un barro de distinto color, que luego han ido evolucionando hasta convertirse en flores, gallos, peces, cuernos de cabra, etc. Además en la Olería de Buño, también se usan como motivo decorativo los vivos (resaltes concéntricos que se hacen mientras se elabora la pieza) que hacen marcar un arte y una tradición alfarera.

En la actualidad, la Olería de Buño ha evolucionado donde se puede ver una cerámica creativa donde los esmaltes de colores predominan en todas las piezas y escaparates y un buen ejemplo de ello lo podemos ver en la Alfarería Aparicio donde combina los esmaltes de diferentes colores, en piezas para regalos de empresa y bodas junto con piezas para eventos gastronómicos y demás.

Características de la cerámica creativa:

  • Combinación de esmaltes de diferentes colores
  • Listas o cintas trazadas con un barro de distinto color
  • Uso de vivos como motivo de las piezas

Hablar de Olería de Buño es hablar de artesanía, calidad e imagen donde ya no desmerece para nada regalar una pieza de este arte alfarero. En donde la Alfarería Aparicio ya ha hecho piezas para las visitas de su Santidad el Papa en diversas ocasiones, piezas para presentaciones de vehículos como el grupo PSA-Citroën y otras empresas con gran reconocimiento nacional.

Además en la actualidad, la Olería de Buño es la única alfarería de España con el reconocimiento de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes entregada por su Majestad el Rey D. Juan Carlos de Borbón.

En nuestra olería disponemos de una gran colección de piezas creativas de cerámica a la venta, que puedes consultar en nuestra tienda online de cerámica artesanal.