El gigante Google invitó a Alfarería Aparicio a Dublín.

Google también se fija en empresas de la Costa da Morte. Acaba de invitar a Alfarería Aparicio, de Buño, a su sede de Dublín, tanto ayer como el miércoles, adonde se desplazó Gonzalo Añón. Participó en una jornada europea sobre los clientes del gran buscador, especialmente como motor de crecimiento. En otras palabras: vender más. Aparicio se acogió a un plan del buscador y los resultados han sido notables. Así sí que da gusto.

Noticia completa en La voz de Galicia.